Juan Santiago Merchán C, Licenciado en Filología e Idiomas de la Universidad Nacional  de Colombia, con estudios en Antropología Social de la misma universidad. Magister en Educación/Comunicación línea cultura política  de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Actualmente docente del distrito y líder de nodo ciudadanía y educación para la paz de la REDDI

CC 79887003 de Bogotá.   Cel. 3007615286. E-mail: sanjumer78@hotmail.com

 

CULTURA POLÍTICA EN LA ESCUELA PÚBLICA:

Procesos de organización y acción colectiva estudiantil en la sociedad red

Resumen

Una reflexión sobre el estado de la escuela en el siglo 21, en relación con la política, lo político y lo social en la enseñanza pública. Debe partir  de la reflexión de cómo se dinamiza el poder en la escuela. Basado en una experiencia de construcción colectiva de espacios para la autonomía y la configuración de las subjetividades políticas de estudiantes , la escuela  puede tomar nuevo aire y proponer una salida a la crisis de sentido que en esta época está atravesando. Esta experiencia se genera a partir del trabajo de tesis de maestría en comunicación/educación -línea cultura política, en  la cual da cuenta de tres procesos: la observación del proceso de configuración de subjetividad política en jóvenes representantes de curso pertenecientes al consejo estudiantil del IED EL Minuto de Buenos Aires (MBA) en el año 2014,Un proceso de dinamización de la acción colectiva estudiantil de manera totalmente libre y fundamentada en principios de la educación popular y la influencia de la sociedad red en los estudiantes.

 

Vocabulario clave: Subjetividad Política, Política, Lo político, Sociedad, Escuela, Autonomía, Gobierno escolar, Gobierno estudiantil,  Acción Colectiva, Docencia Eficaz.

Introducción

            La  cultura política  en un país como el nuestro  ha sido un tema de amplia crítica. La  violencia que ya es parte de la caracterización del colombiano, ha  hecho que la política no sea definida ni comprendida dentro su expresión  real , es decir la capacidad de los individuos de generar acciones para el bien común. En un país  como el nuestro se iguala la política con las instituciones instauradas y las prácticas, más de las veces corruptas, de los funcionarios  o representantes de gobierno de turno y de grupos políticos.

           En este trabajo  se propuso como objetivo general, ayudar  a los jóvenes de la comunidad MBA a que se construyan como sujetos políticos  partiendo desde la conciencia de su poder legítimo y del ejercicio de este por medio  sus derechos y sus deberes, junto con la necesidad de hacer que su voz sea escuchada y tenida en cuenta realmente en los espacios de gobierno escolar. Esto por medio de la organización y acción colectiva. Se  trabajaron principalmente tres ejes para posteriormente hacer un análisis dentro de la sistematización de la experiencia, estos ejes fueron:

  1.   Desarrollo de la configuración de la subjetividad política joven
  2.   Procesos de organización y acción colectiva estudiantil.
  3.   Influencia de la sociedad red en estos procesos.

        Se llevaron a cabo  actividades del tipo IAP, Las cuales buscaron por medio  del trabajo del investigador con el grupo de estudiantes que conforman el consejo estudiantil, generar trabajo colectivo con el fin de solucionar problemáticas que afecten directamente a los estudiantes en su contexto cotidiano. Se utilizaron la técnica de taller investigativo  o taller de problemas basado en la creación de matriz para descubrir problemáticas para posterior análisis y solución.

 

La experiencia

   Dentro  del proyecto se pudo demostrar la relevancia  de los espacios de reunión estudiantil al estilo asamblea para generar procesos que ayuden a la configuración de la subjetividad política de los estudiantes. La dinámica de hacer efectiva las reuniones  y dar el espacio como un espacio libre y exclusivo para el discurso desde el punto de vista de los estudiantes, dio como resultado el trabajo colectivo, la movilización de ideas y acciones para realizar transformaciones, generó además  la visibilización y posibilidad de liderazgos heterogéneos, en la medida que todos podían ser líderes de diferentes formas y con diferentes maneras de pensar.

       El trabajo se dividió en tres etapas  una de recolección de problemáticas, un posterior análisis  y una propuesta de acción. Las problemáticas se sacaron en las tres primeras sesiones, después se pasó  al análisis y la acción se encauzan por una actividad acorde con el PEI de la institución que es “la comunicación como herramienta para la humanización”, de esta manera se hizo un video documental para  contar las problemáticas estudiantiles desde la propia voz estudiantil.

       Este proceso dio como resultados, la movilización de capacidades  y el desarrollo de habilidades de la comunidad estudiantil involucrada en el proceso. También se verificó  el impacto del proceso en cuanto que generó debates en la institución y fomento la participación más activa  del estudiantado por sus derechos y el reconocimiento de líderes estudiantiles dentro de la institución.

       También se enriqueció el proceso en relación con el uso de herramientas especiales en las mediaciones  edu-comunicativas como el uso del video y su utilidad como medio de expresión de lo que los estudiantes sienten  y ven dentro de su espacio escolar. Haciendo notar que la sociedad red influye en las prácticas políticas estudiantiles  pero todavía de manera tenue.

       También se  obtiene como resultado, una ratificación  de la importancia del espacio de consejo estudiantil como un catalizador de la configuración de la subjetividad política joven dentro del contexto escolar, la necesidad de la guía de docentes que  puedan aceptar el hecho de no controlar ni influir en las decisiones propias del estudiantado. Es decir generar esa construcción de la confianza, en el otro.

Sobre  las buenas prácticas docentes  en la escuela

    El gobierno escolar  en la escuela pública  como lo han dicho varios autores entre ellos Bourdieu (2001), Passeron (2001), Althusser  (1988), se desarrolla como un proceso de reproducción de prácticas sociales que pertenecen a  un aparataje ideológico de estado. Es decir las prácticas de lo político son reproducidas inconscientemente en este espacio, y estas  tienen relación directa, así como también devienen con el tipo de estado-nación en que la escuela se encuentre. Para este caso la escuela  en sus dinámicas políticas es un espacio antidemocrático, aunque irónicamente se enseñe la democracia, es un espacio apolítico dependiente de lo político. Respondiendo al patrón de la época que está inmersa en la dinámica  de la filosofía empresarial, comercial y consumista.

  Retamozo Benítez, (2009), analiza el significado de las categorías de lo político, la política, lo social, la sociedad (orden social) y los sujetos políticos. Sus ideas revisan la problemática de  la diferenciación entre lo político y la política, y cómo esto hace parte de lo social, además como la dinámica entre estas dos genera la singularidad subjetiva colectiva. El análisis profundiza en los  significados de política y lo político dados, en relación a la política como lo instituido y lo político como lo que instituye, y que está relacionado directamente con lo social. Penosamente la escuela no ha  ayudado mucho a borrar la imagen de lo político como lo instituido, como la práctica y relaciones burocráticas contrario a la noción de lo político como “lo que instituye” como la acción de debatir ideas llegar  a consensos y construir de manera correspondiente.

La  construcción de lo político  está directamente relacionada con lo social, con la sociedad,  con el orden social. Una de las problemáticas de la escuela que se plantea  para el siglo 21, es que se logre superar el orden social petrificado y monolítico  que se engendra dentro de ella. Es así que, espacios de configuración de la subjetividad política, espacios  reales donde la posibilidad del estudiante y hasta el mismo maestro desarrolle su capacidad de generar acciones  para el bien común como primer paso para el ejercicio político, sean desperdiciados por la rutinaria actividad de dictar , medir  y dar calificación. Es decir la escuela no le interesa una dinámica social diversa en sí, sino un espacio de acciones específicas per se, planteadas y formuladas, sin posibilidad  de nuevos desarrollos. Algo más alejado de una sociedad y más cercano a una línea de producción empresarial.

           En este contexto los consejos  estudiantiles son espacios nulos,  desaprovechados ya que se tiene la creencia de que el espacio único y último del aprendizaje  es el aula. De esta manera la experiencia de transformar el espacio de gobierno estudiantil y principalmente  el de convertirlo en un espacio de construcción colectiva autónoma y propia de la voz estudiantil, adquiere un carácter especial de buena práctica tanto de enseñanza como de aprendizaje.

       Pero la creación de estos espacios y el desarrollo de buenas prácticas necesita también un elemento en especial, un tipo nuevo de docente y directivo docente que  tenga la valentía de superar la rutinización y el habitus del campo específico donde se desarrolla la práctica enseñanza-aprendizaje, un docente que se adapte a la época  y que tenga la suficiente acción crítica y la capacidad de transformar la escuela desde adentro. Murillo Torrecilla (2016) analiza los factores necesarios para una docencia eficaz (effective teaching ), nos  muestra una lista de características que de acuerdo a la investigación conformaría una docencia eficaz, una de ellas comprende “el compromiso docente con la escuela, con los estudiantes pero también con la sociedad”   continúa diciendo que para avanzar en mejoras a hacia la docencia y por lo tanto la escuela son elementos indispensables “sine qua non” la implicación y el compromiso docente desde todos los aspectos tanto social cultural pedagógico y desde luego político.

Conclusión

          De esta manera  la escuela del siglo 21  tiene que caracterizarse por propuestas pedagógicas más  cercanas a la realidad próxima al contexto y a las necesidades  de los estados-nación, y no de políticas foráneas para mantener liquidez económica por medio de la deuda.  Una de las posibilidades de lograr esto es superar la idea de la escuela como un espacio parametrizado en su dinámica social, superar  la escuela-empresa y pasar a la escuela como construcción colectiva que sea pertinente a su contexto, que de la voz ,que asuma las consideraciones y acciones  de toda la comunidad que la constituye.

Un tipo de escuela con estas características requiere docentes con implicación  y compromiso con la comunidad donde trabajan docentes, de acuerdo con Murillo Torrecilla (2016) que  cuentan con actitudes favorables hacia la innovación, el desarrollo profesional, a la formación permanente y a la autoevaluación.

 

BIBLIOGRAFIA

Althusser, Louis. (1988) Ideología y  aparatos ideológicos de estado Freud y Lacan. Ed. Nueva Visión. Buenos Aires.

Bourdieu (Pierre) et Passeron (Jean-Claude) (1971), (2001) La Reproduction. Éléments pour une théorie du système d’enseignement, Paris, Minuit, 279 p.

Galindo Ramírez, Liliana, Fabián Acosta Sánchez. (2010) Hacia un estado del arte sobre sentido y prácticas políticas juveniles en Colombia  2000-2008.En “jóvenes cultura y política en América Latina algunos trayectos de sus relaciones, experiencias  y lecturas (1960-2000)”CLACSO, Ediciones Homo Sapiens. Argentina.

Herrera, Martha C. – Piedad O. Valencia – Vladimir Olaya – José Gabriel Cristancho – Grupo de Investigación en Educación y Cultura Política (2012), Configuración de subjetividades y constitución de memorias sobre la violencia política. Una promesa de acción en torno a la cultura política. En: Subjetividades Políticas: desafíos y debates latinoamericanos. Biblioteca latinoamericana de subjetividades políticas. Universidad Francisco José de Caldas, Instituto para la investigación y el desarrollo pedagógico-IDEP, Consejo Latinoamericano De Ciencias  Sociales- CLACSO. Bogotá

Huergo, Jorge A. y Fernández, María B. (2000).  Cultura escolar Cultura Mediática/Intersecciones, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá,

Martín-Barbero, Jesús (2002). Jóvenes, comunicación e identidad. En: Pensar Iberoamérica, Revista de Cultura, Número O.

Melucci Alberto, (1990).La acción colectiva como construcción social. Departamento de política social, Universidad de Trento

Retamozo Benítez, M. (2009). Lo político y la política: los sujetos políticos, conformación y disputa por el orden social. Revista mexicana de ciencias políticas y sociales, 51(206), 69-91.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTENOS

Envíenos sus comentarios, solicitudes o sugerencias. Gracias

Enviando

©2018 -  Asociación Red Distrital de Docentes Investigadores  -  Desarrollado por:  www.4app.co   -  Información Legal

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?